SMART FIT ANALIZA CIERRE DE SEDES POR PANDEMIA

Fuera de Juego

Fotos: BLOG SMART FIT

La cadena de gimnasios ha sido una de las más afectadas durante el confinamiento por COVID-19 por lo que estarían muy cerca de terminar con sus servicios 

Tras casi un año de que el Gobierno mexicano diera la orden de cerrar establecimientos no esenciales para la supervivencia, negocios como los gimnasios se han visto afectados por la pandemia.

Uno de ellos es el reconocido Smart Fit, la cadena más grande en todo el país, quien ya piensa en reducir sus plazas debido a la baja de aforo. 

“El año pasado por suerte Smart Fit no cerró ningún gimnasio, pero de no abrir en febrero empezaremos a tener que cerrar gimnasios en Ciudad de México. Ya tenemos dos o tres gimnasios revisados y en caso de no poder abrir van a tener que cerrar y van a ser los primeros gimnasios que Smart Fit empiece a cerrar después de un año intentando aguantar el máximo posible nuestros gimnasios”, detalló Oriol Cortés, director de Smart Fit México. 

Como consecuencia de la baja en las inscripciones, su titular en el país ha analizado cada una de sus sedes viendo la posibilidad de cerrar las que menos afluencia tengan. 

Sí hay posibilidad de salvarlos, por eso es un llamado de urgencia a Ciudad de México, lo que estamos diciendo es que necesitamos volver a operar y necesitamos poder volver a facturar. No queremos ayuda en nómina, ISR, queremos pagar impuestos y hacer lo que sabemos», agregó Cortés. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: NATALIA FANTINI: EL FUTURO DEL TENIS EN MÉXICO

Pese a que se determinó que la industria fitness tiene la opción de llevar sus clases al aire libre, en estacionamientos y parques, para los empresarios no es resulta un negocio redituable pues tanto profesores como usuarios no desean tomar clases en las calles. 

«Sabemos que esto no es redituable, que no va a ser una fuente de ingresos per se, pero teníamos que estar aquí para poder seguir ofreciendo fitness a nuestros clientes y una actividad. La realidad es que la afluencia fue baja pero es algo que no nos sorprende». 

Hace 12 meses Smart Fit contaba con hasta medio millón de miembros en todo el país, pero como era de esperarse el encierro y la situación sanitaria por la que atraviesa el mundo disminuyó considerablemente sus números lo que obliga a la compañía a aplicar un plan b. 

 

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email