Foto: Twitter

BARCELONA AVANZA, CON MESSI EN GRAN FORMA.

Internacional

El FC Barcelona, está a punto de alcanzar una pequeña luz de alegría, en lo que ha sido una temporada para el olvido. Tiene en Lisboa, la posibilidad de no dejar vacías sus vitrinas, este año.

El cierre de la llave contra el Napoli parecía cerrado, luego del partido jugado en terreno italiano, pero la vuelta fue finalizada desde los primeros minutos en el Camp Nou.

Los dirigidos por Gennaro Gatusso comenzaron el encuentro de manera ofensiva. Al minuto 2, Insigne puso el balón en el poste de la portería custodiada por Ter Stegen. Aunque la emoción de los italianos duró poco, al minuto 10, tras un tiro de esquina Lenglet se levantó para cabecear y poner adelante a los españoles. Hubo una revisión en el VAR, por un supuesto empujón de Lenglet, en el área, del cual no hubo pruebas contundentes y se dio el gol por válido.

Al 23 de tiempo corrido, apareció el ´10´del Barcelona. Tras una jugada un tanto trompicada, la fortuna de los rebotes le permitió a Messi sacar un zurdazo que dejó sin ninguna opotunidad a Ospina. Un gran gol del argentino.

Para continuar con la polémica arbitral, al 31 Messi la bajó de pecho dentro del área y tocó con la parte interna, para marcar el tercero a favor de los culés. Acto seguido, el VAR invalidó el gol, debido a una mano al momento de bajar el balón.

Corría el minuto 42 cuando Koulibaly intentó despejar, pero Messi se anticipó por atrás. El jugador senegalés no lo ve, pero le dio una fuerte patada a Lionel Messi. Penalti muy claro, pero también fue revisado por el VAR. El penal es marcado y Suárez no perdonó esta oportunidad. El marcador se puso 3-0, a favor de los blaugranas.

Todo parecía perdido para los napolitanos, pero en el tiempo agregado se marcó un penal a su favor, luego de una jugada muy similar al penal anterior, pero ahora con Rakitic y Mertens como protagonistas. Insgine cobró el penal y marca al lado izquierdo del arquero teutón.

El segundo tiempo arrancó un poco más lento, donde el obligado Napoli buscó, sin muchas opciones, concretar un gol que lo metiera de nuevo a la pelea. 

Al 57, el Barcelona creó un gran contragolpe que no alcanzó a cerrar Luis Suárez. Sin tanto esfuerzo, el Barcelona logró una oportunidad de más peligro, que las intentadas por el Napoli.

Los primeros dos cambios del Napoli, son en el 70. Entró «Chucky» Lozano por Zielinski y Politano por Callejón.

Elmas se levantó, al minuto 80, y logró rematar muy cerca de Ter Stegen, pero el gol fue invalidado, por una posición adelantada.

Griezmann abandonó el terreno de juego al 84, con una participación bastante discreta.

La última acción de peligro se dio a cinco minutos del tiempo cumplido, Lozano cerró a segundo poste para rematar un centro que terminó en el poste del Barcelona.

La llave quedó 4-2, a favor de los dirigidos por Setién, y la posibilidad de levantar la Champions League, para los culés, podría parecer aún lejana, pero su mejor hombre se encuentra motivado y en un gran momento. Enfrentarán al Bayern Munich, en lo que podría ser su antepenúltimo partido, antes de alcanzar la gloria de Lisboa. 

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email