ABRAZO DE GOL

Opinión

Siempre me imaginé que mi primer columna de opinión sería sobre un tema meramente deportivo, alguna previa para un partido importante, algún partido de mi equipo favorito o respecto a alguna situación de coyuntura dentro del deporte y no en medio de una pandemia que nos tiene a todos en modo “pausa”. Una pausa que ya lleva más de 50 días y no parece que vaya a terminar pronto.

La semana anterior a la que escribo esta columna se anunció el regreso de algunas ligas europeas comenzando por la alemana y pareciera que nos da un aire de esperanza de que todo volverá pronto a la normalidad. Sabemos que en estos momentos el deporte es lo menos importante, que esta situación es crítica y nos rebasa en todos los niveles. Pero el simple hecho de que vuelva el fútbol nos alegró a muchos y es cuando te das cuenta de que el fútbol no es solamente 22 jugadores corriendo detrás de una pelota como muchos han llegado a minimizar.

Existen muchas historias que se cuentan en torno a este deporte y que hoy no las tenemos. Cosas que dábamos por hecho que iban a estar por siempre hoy no las tenemos. Cosas tan simples como ir a ver un partido de tu equipo favorito, disfrutar de una cerveza con los amigos y hablar de eso que tienen en común… el fútbol. Familias que se reúnen con ese pretexto y que hoy se encuentran separados por el confinamiento. El hecho de poder abrazar… sí, eso que nos parecía tan común… tan cotidiano en una celebración después de un gol y hoy no lo podemos realizar. Incluso los que aún tenemos la fortuna de poder juntarnos una vez por semana con los amigos a patear una pelota independientemente de que destaques o no con una bola al pie, cada quién lo vive a su manera. Así como cada quién seguramente vive el confinamiento a su manera, haciendo ejercicio, leyendo ese libro que nunca tuviste tiempo de leer, tomando ese curso que postergabas porque no te alcanzaba el tiempo o simple y sencillamente haciendo nada, que también es muy válido. Pero si hay algo valioso sobre toda esta situación es el tiempo, la vida nos esta enseñando que todo lo secundario hoy no está y nos ha dado tiempo para valorar lo más importante como estar con nuestras familias, valorar la llamadas con los amigos y darnos cuenta de lo que posiblemente estamos haciendo mal como sociedad. 

Espero si ya llegaste hasta acá que te encuentres bien y que logres salir más fuerte de esta situación por más complicado que parezca. No sabemos cuanto nos vaya a durar este distanciamiento social pero ojalá aprendamos a valorar lo importante de la vida para cuando recuperemos nuestra rutina en el mejor de los casos o adaptarnos a la “nueva normalidad” como todos le llaman ahora y ser mejores como sociedad, como aficionados y como personas.

Ojalá que pronto volvamos a abrazarnos al rededor de ese pretexto llamado “gol” que a muchos nos hace falta en estos momentos. Aunque pensándolo bien siempre que el partido se pone complicado se debe pisar el balón y tomarse una pausa para levantar la cara y pensar mejor en como darle la vuelta al partido… hoy nos toca tener el balón en los pies y tomarnos esa “pausa” para poder cambiarle el rumbo al partido para poder salir fortalecidos. Me despido no sin antes enviarles mucho ánimo y un ABRAZO DE GOL. 

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email